Sierra de Gratal: Gorgas de San Julián/ Salto de Roldán

Al pie de la Sierra de Gratal un agradable sendero, entre encinas, olivos y matorral, nos adentra en las profundidades de la montaña en la que se encuentran las Gorgas de San Julián, barranco seco al pie de un antiguo eremitorio rupestre.
 Los depósitos conglomerados y verticales que lo limitan han sido excavados por el agua, formando sus espectaculares cuevas y su peculiar relieve. El recorrido en autobús prosigue hasta El Salto de Roldán, seña de identidad, paisaje de leyenda, lugar de defensa en la Edad Media y observatorio privilegiado de aves rapaces. Una estrecha pista asfaltada nos conduce a una amplia explanada. Estamos ya junto a las dos grandes moles de conglomerado, San Miguel y Amán. La leyenda dice que Roldán llegó aquí perseguido por sus enemigos y pasó de una peña a otra de un gran salto con su caballo. La panorámica es espectacular y un lugar idílico para la observación de buitres leonados y otras aves rapaces. Historia, naturaleza, deporte, leyendas y magia confluyen en este espacio único y singular.